• Miguel López

Como es trabajar en una Big 4

Miguel. De la generación del 92, nacido, criado y enamorado de Madrid. Graduado en Económicas y MBA, di mis primeros pasos en el mundo laboral a través de las «Big Four», en mi caso Deloitte, para después pasar por EY y finalmente iniciar mi aventura como emprendedor.

En esta charla que mantengo con Pepe encontrarás varias cosas: reflexiones honestas sobre experiencias vividas a lo largo de los últimos años, opiniones personales y consejos (si me los permitís) de la forma más humilde posible para que no cometas los mismos errores que yo cometí.





Haz una pequeña introducción de lo que son las Big 4, su función, etc.

Como todos sabéis, las big4 son las cuatro firmas de servicios más importantes del mundo y, aunque nacieron todas como auditoras, a día de hoy son multidisciplinares (consultoría, legal, inteligencia artificial, etc.)


¿Cómo conseguiste entrar? Aplicando, por prácticas y luego seguiste dentro, o través de la universidad, etc.

En mi caso, ingresé superando las pruebas a las que sometían a todos los candidatos una vez tu CV había superado el cribado: prueba numérica, de inglés, dinámica de grupo y con el gerente del departamento correspondiente.


Cómo fue tu función al comienzo y cómo ha ido evolucionando con el paso del tiempo adquiriendo más responsabilidad.

Al principio, cuando entras de A1, te toca hacer las tareas más rutinarias y que menos conocimiento y esfuerzo intelectual requieren. Siempre sueles tener un senior por encima que te va guiando y explicando lo que tienes que hacer y, lo que para mi es lo más importante, el por qué. Hablando en plata, al comienzo se es un mero ejecutor de trabajo.

Muy rápidamente vas cogiendo responsabilidad. Es un proceso que se normaliza, se da antes de que se dé uno cuenta puesto que sigue entrando gente a la firma y, al ser una pirámide, empiezas a tener gente más junior a la que esta vez eres tú el que debe explicarle cómo afrontar el trabajo, lo que se necesita en cada proyecto y corregirle. Es muy raro que a los dos años no seas ya senior (jefe de equipo). Dependiendo del departamento, cada uno va adquiriendo sus funciones y a medida que pasa el tiempo empieza a entrar en reuniones de planificación, asignación de recursos, presupuestos, etc.


La presión/carga de trabajo que soporta un empleado.

No creo que nadie que haya pasado por aquí y haya crecido un poco pueda decir que se exagera con la presión que se soporta. Al menos mi experiencia, yo siempre decía que cada proyecto era un partido en el que siempre empezábamos perdiendo 0-3 y hay que remontar.

La presión precisamente viene por la mezcla de carga de trabajo, tiempo insuficiente y recursos escasos. Yo siempre he trabajado a contrarreloj. De hecho, muchos días por no decir meses sentía que mi trabajo era apagar fuegos y parecía que también era no enfadar al cliente o socio. Estás contra las cuerdas un día sí y otro también.


¿Lo recomendarías para gente que acaba de promocionar?

Lo recomendaría 100%. Sin duda. Sobre todo para gente que acaba de salir de la carrera porque te saca desde el primer día de tu zona de confort y es ahí cuando uno crece realmente en todos los aspectos. Te proporciona algo que ninguna otra empresa te va a ofrecer en un corto periodo de tiempo: exposición directa a situaciones realmente difíciles, gestión de personas, multitud de jefes que cada uno tiene su forma de llevar a cabo el trabajo, reuniones de mucho nivel…


¿Piensas que estás bien valorado dentro?

Esto es una pregunta realmente difícil. Según entras, escuchas varias veces eso de que “aquí nadie es imprescindible”, cosa que es absolutamente cierta. Por muy mal que vaya un proyecto o por muy alto que sea el cargo que abandona la firma, la empresa está diseñada para que las cosas siempre acaben saliendo. Sí o sí. Una vez dicho esto, muchas veces un proyecto sale gracias a tu esfuerzo y recibes una felicitación de un socio por ello, es ahí cuando sientes que tu trabajo tiene un valor importante. También te sientes valorado cuando te llega el bonus (jeje).


Pros y contras que veas oportunos.

Los pros los hemos comentado ya un poco; al final en ninguna empresa vas a crecer tanto en tan poco tiempo… es un máster acelerado, el mejor que se puede hacer en mi opinión. Eso el mercado laboral lo sabe y lo tiene muy en cuenta, es un trampolín directo para las mejores empresas y bancos en sus procesos de selección.

Como contra, yo siempre he comentado a mis amigos y familia que esto tiene un precio. El precio a pagar es tu tiempo, épocas de malvivir (mucho estrés, descansar poco, aguantar cosas que quizá piensas que no debes…) En definitiva, sacrificar tu vida personal en todos los aspectos que uno pueda imaginar.


Alguna cosa que te hubiera gustado que dijesen cuando entraste.

Hay tres cosas que considero importante decirle a todos los que nos estén leyendo. La primera es que tus compañeros de trabajo no son tus amigos; hay que saber distinguir esto muy bien. No quiere decir que después de mucho tiempo alguno se convierta en un amigo de verdad (yo tengo algunos que ahora mismo son de mis mejores amigos), pero no todos. La segunda es que hay que aprender a distinguir entre lo importante y lo urgente, esto te facilitará mucho las cosas. La tercera y más importante es que hay que ser buena persona: en la vida, en el trabajo, con tu familia, amigos, pareja… A las buenas personas, por mucho que se tuerza la vida, las cosas siempre tienden a salirles bien.

82 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo